martes, 10 de noviembre de 2015

LA VOZ DEL MAR

La voz del mar,
Blanco susurro en la dorada orilla,
Y sus versos escritos con gaviotas
En pergamino azul, me han hechizado.
Ahora que la noche
Cerró el libro de odas de lo eterno
Y en sus oscuras tapas de azabache
Incontables estrellas, cual lágrimas, titilan,
Es hora de que gire caprichosa
La rueda de los sueños.
Vuelvo a apostarlo todo al diez y al rojo:
Una esperanza esférica,
Cometa del azar, decide el lance
Saltando alegre de casilla en casilla:
Pero no se detiene en la que adoro.
Mañana y siempre,
Mientras me quede vida,
Regresaré a que el mar me cuente historias
En las que pronto se incluirá la mía. 



miércoles, 4 de noviembre de 2015

CON PLANTAR EL ROSAL NO CREAS LA ROSA

Con plantar el rosal no creas la rosa,
Que siendo criatura tan hermosa
obra es de Dios, y las humanas manos
Sólo crean ilusiones, sueños vanos.

Se convierte la oruga en mariposa
Tras arrastrarse humilde por la rama,
Y es su naturaleza prodigiosa
Y no tus versos quien le otorga fama.

Agradece poder ser jardinero
Y notario de tales maravillas
Sin confundir palabras con semillas,

Que es necio e imperdonable desafuero
Equiparar, ufano y altanero,
La luz del Sol con la de las cerillas.


sábado, 3 de octubre de 2015



Hoy estuve conmigo ante el espejo
Tratando de aceptarme por fuera
Ahora que empiezo a aceptarme por dentro.
Puedo ponerle fecha a mis canas y arrugas:
No me sería difícil adjudicarles nombres
Pero no me apetece bautizar la miseria.
Casi al instante llegué a la conclusión
De que mi cara es uno de mis peores poemas.
Está tan mal escrita: sobre una “o” deforme
Que nunca dijo algo coherente y meritorio,
bailan como dos puntos suspensivos mis ojos.
Para qué corregirlo si apenas dice nada,
y lo poco que dice
Es tan vulgar que a nadie le interesa.
El resto de mi cuerpo son ruinas sin leyendas:
Dos piernas fatigadas de ir a ninguna parte;
Dos manos perezosas sedientas de belleza;
Un corazón cansado que amenaza pararse;
Un cerebro en penumbras; lo demás ya ni cuenta.
Hoy aprendí una cosa: los espejos son crueles
Cuando nos mienten y cuando son sinceros:
Mirarse en ellos es arriesgarse a verse. 
   

viernes, 2 de octubre de 2015


De nuevo huele a invierno,
El otoño dejó de interesarme,
Otra de mis facetas agoniza
Entre las hojas muertas.
Olvídense de mí, no me atosiguen
Tratando de entenderme.
Soy libre y pienso y digo y escribo y leo
Desde la libertad que les molesta.
Regreso a mi memoria, doy la vuelta,
Les regalo mi cuota de presente,
A donde voy no quiero que me sigan.
Ya casi no los veo, me quedé ciego
Viendo pasar los trenes.
Si al cabo de los años decidieron
Tomarse la molestia de ayudarme,
Les agradezco que llegaran tarde:
Apáguenme la luz para que duerma.  

jueves, 1 de octubre de 2015


¿Qué es el amor? No sé.
Amé, me amaron, olvidé, me olvidaron,
Y un día –no me pregunten
Cómo, por qué ni cuándo- me di cuenta
Que no existe el olvido.
Entonces regresaron mis amores de antaño,
Y en ninguno de ellos reconocí el amor. 

miércoles, 30 de septiembre de 2015



Seamos sinceros, por dura que resulte
Reconozcamos la verdad:
El dolor del vecino nos afecta y conmueve
Sólo si en él podemos reconocer el nuestro.
Por malo que esto sea, peor es engañarnos
No aceptando que para ver y comprender al otro,
Inevitablemente, debemos compararnos con él,
Y en las comparaciones -tal vez odiosas pero necesarias-
Si no encaja, lo ajeno siempre sale perdiendo.
En toda fiesta, en medio del jolgorio 
La presencia de un triste incomoda y espanta:
¿Qué hace aquí este aguafiestas? o ¡qué pena!, es lo mismo.
Ved como le rehúyen,
miran para otro lado e ignoran su tristeza.
Los prejuicios cristianos
Y el evitar resacas de conciencia
Impiden que lo echen;
¡A ver si se emborracha y logra ahogar sus penas!
¿Qué le pasa?, pregunta alguien al anfitrión,
y este contesta: Mal de amores, amigo.
Y el otro que recuerda
cierta historia pasada que aún le perturba el alma,
comprende, y compasivo decide ir a animarlo
Porque se reconoce en él, porque las lágrimas
Que con gran disimulo trata de contener
Bañan sus ojos y en las del apenado se reflejan.




domingo, 27 de septiembre de 2015

AMOR AGUA

¿Al contemplar un río
se te ha ocurrido retener el agua?
Yo también soy un río,
Mi amor no es tuyo ni de nadie,
Sólo es agua
-A veces cristalina y otras turbia-
Que jamás se detiene,
Torrente que no cabe en corazón alguno
Y se desliza libre hacia la mar incierta.
Ya te bañaste en él, lo disfrutaste:
Ahora, mientras te secas en la orilla,
Convierte sus reflejos en recuerdos,
Eterniza este instante, y deja que me vaya. 


sábado, 26 de septiembre de 2015


Tras agotar la mía tomé prestada tu existencia,
y en ti habito seguro mientras la muerte
me continua buscando
por el húmedo vientre del invierno.
Para que no me encuentre permanece dormida;
para que no me vea no abras los ojos;
por que pase de largo no ceses en tu empeño de soñarme.
Ignoro si la engaño o sólo se divierte jugando con nosotros:
¿No ves cómo sonríe y mira hacia otro lado

fingiendo que no oye latir mi corazón? 

jueves, 24 de septiembre de 2015

EL GRAN RÍO

Antes del parto y más tarde en la cuna 
Ya navegamos por el ancho río 
Entre lo imprevisible hacia lo cierto.  
El cuchillo en su vaina de metáforas
Y la luz negra oculta tras el sol 
Impacientes aguardan el momento
De rajar cuellos y apagar miradas. 
Desde el primer disfraz que la naturaleza nos regala
A los que visten cuerpos y desnudan almas, 
Mientras mudamos varias veces la piel, 
Amor nos mueve y guía nuestros pasos
Por una estrecha senda en la que apenas
Se nos permite fabricar recuerdos.


miércoles, 23 de septiembre de 2015

REGRESO A TI

Regreso a ti igual que se regresa
Al remoto confín del universo
Donde las almas pasan a ser una.
Regreso a ti como si regresara
A la primera luz de mi memoria,
A aquel primer latido de mi infancia.
Regreso a ti que es regresar a todo
Para morir y renacer de nuevo
En el hondo crisol de tu mirada.
Regreso a ti pues sólo regresando
Puedo vencer el miedo y la locura
De ser yo sin ser tú, solo en la nada.

martes, 22 de septiembre de 2015

HOJA MUERTA

Atravesando el aíre en espiral,
En un lento descenso que la conduce al suelo,
La hoja abandona el árbol.
Su forma y su textura volverán a la rama
En los albores de la primavera.
El verde que ha perdido lo sigue conservando
El sol en su paleta,
Y aunque ella al caer lo ignora
La pintará de nuevo en otro lienzo.  


domingo, 20 de septiembre de 2015

LENGUAJE

Soy yo desde mi mismo hasta vosotros,
-rompería la cadencia si empleara el “ustedes”-,
y al conocerme los conozco a ustedes,
-ahora si pude utilizar mi lengua-.
Somos amos y esclavos de un idioma.
Lo hablamos, lo sentimos, lo pensamos,
Lo recreamos a diario y nos recrea.
Soy una isla y sólo tengo un medio
Para llegar a otras: el leguaje.
Sin él sería una estrella sin hidrógeno,
Un puñado de células flotando en el silencio.

sábado, 19 de septiembre de 2015

MIS DEMONIOS

No sin esfuerzo y no para salvarme
sino con la esperanza de llegar a ser libre,
lucho día y noche contra mis demonios.
No hay un demonio solo esclavizando al Hombre;
Cada uno de nosotros albergamos los nuestros.
Toda complicidad nace del miedo:
Al principio, tratando de convivir con ellos,
muchas veces sucumbí a sus infamias;
Era joven entonces, y empecé a luchar solo
Sin tener a mi lado a un dios que me ayudara.
Como Sor Juana Inés, también yo creo
Que Dios no debe nunca hacer favores.
Volviendo a mis demonios:
Los pocos que hoy me asedian no logran doblegarme;
Tal vez porque en la guerra
uno acaba aprendiendo de su propio enemigo.
Descreyendo en los premios y castigos eternos,
Repelo sus ataques, desdeño sus sobornos,
y continúo a pie firme librando mil batallas
bajo la indiferencia y el silencio del Cielo.



viernes, 18 de septiembre de 2015


Todo lo que ha hecho el Hombre
Desde aquella mañana que se bajó del árbol,
Lo llevo en la memoria, me recorre las venas.
Infinidad de lunas se fueron sucediendo,
Reflejando lo mismo que esta noche contemplo.
Cuánta alegría y dolor acumulados
en la rugosa piel que muda el tiempo;
y esa piel la guardamos plegada en lo más hondo
para que un día nos sirva de sudario.
Ahora somos capaces de ver nacer estrellas,
Y observamos su muerte sin entender la nuestra.
Al río no lo envejece la antigüedad del agua;
La valiosa herramienta no es nada sin la mano.
Aún continuamos siendo los primates de antaño,
Y si algo nos asusta regresamos al árbol.








miércoles, 16 de septiembre de 2015


Son las 5 am. El aíre fresco de la mañana Anda empeñado En ordenar mi mesa, revolviendo papeles. Lo único que consigue Es enfriarme el café. Una tras otra Se despiden las sombras Que cada noche me acompañan; Es tarde para ellas y pronto para mí. Hace un momento tuve que ir al aseo: Me miré en el espejo Y vi, como veo siempre A estas horas, que el otro, El que está dentro, Se asombra de ser yo. Sorbo de café frío, Chupada al cigarrillo, Penúltimo bostezo; Un verso que se apaga Mientras se enciende el día Y, con desgana, Me abandono al sueño. Yo no elegí esta vida, Fue ella quien me eligió.


lunes, 14 de septiembre de 2015

Voy del presente hasta el pasado solo;
Bordeo el abismo del olvido solo,
Torturándome solo, rescatando recuerdos.
Siempre solo, camino y me detengo;
Yo solo noche oscura y mediodía;
Solo con mis palabras en un mar de silencio.
Estoy cansado de cansarme solo;
De embravecerme y amansarme solo;
De ser yo solo, tú y el universo.
Solo, comparto vida con los vivos;
Solo, voy al encuentro de los muertos. 
Yo solo soledad, yo solo tiempo.






sábado, 12 de septiembre de 2015



De mí vida, si me fuera otorgado borrar algo,
Borraría mi ingenuidad para creer en promesas,
Y el haber aprendido a leer y a escribir.


viernes, 11 de septiembre de 2015

Me conozco tu cuerpo de memoria,
Y aunque otro haya borrado, no reescrito,
Cuanto yo escribí en él al conocerte,
Con sólo imaginarlo recupero esa historia.
Sobre dorada seda, con ternura y paciencia,
Ardientes la reescriben mis caricias y besos.
Doloroso placer;  placentero dolor;
fuente de miel y acíbar donde abreva el deseo.
Antes de abrir los ojos para dejar de verlo,
Con tristeza y con rabia volveré a releerla.
Cuando la luz te apague y ya no pueda verte,
Al pie de tu recuerdo, en postrero homenaje,
Quedarán unas flores marchitas, -¿las recuerdas?-,
Y un corazón deshecho por la palabra, “fin”.

miércoles, 9 de septiembre de 2015


Ahora que el mundo y sus pudores nos deja ser nosotros,
Despierta.
Tus labios son antorchas que iluminan e inflaman
Sentimientos. 
Más allá de nuestras soledades, desnudos y en silencio,
Besémonos.
Bajo un dosel de estrellas, sobre un lecho de sueños,
Amémonos.
La noche no tiene porqué ser las cenizas del día. 

domingo, 6 de septiembre de 2015

Mientras late en el vientre de la noche,
Ansioso por nacer, el nuevo día,
Miro a lo alto y veo cómo me miran
Los infinitos ojos del silencio.
¿Estará Dios detrás de esas miradas?
Cansado el cuerpo y despejada el alma,
Lo busco no para pedirle nada,
Sino para seguir andando solo.



miércoles, 2 de septiembre de 2015

OTOÑO

Llegas llorando y te unes compasivo
a la primera hoja condenada
a abandonar su árbol vestida de amarillo.
Soy un año más viejo pero me reconoces y saludas
sin atreverte a preguntarme,
¿qué fue de aquel regalo que te hice?
Mi silencio responde: lo perdí… lo perdimos.


martes, 1 de septiembre de 2015


Aquella fue una noche larga, lluviosa y fría.
Mirando tu ventana, calado hasta los huesos,
dejé pasar las horas, 
y al clarear el día pareciste salir 
no del portal sino de mi memoria.
Tú que no me esperabas,
yo siempre te esperaba
-y quizá aún te espero-;
Miradas que se hablan y escuchan en silencio;
dos corazones tristes, solitarios,
tratando de explicarse inútilmente
porque el amor se siente, no se explica.
Si aquello no fue cierto, nada es cierto:
Yo soy en que era entonces todavía,
y lo seré hasta que me despierte.


sábado, 29 de agosto de 2015


Mejor sería mentir pero no miento,
porque llamar nostalgia a lo que siento,
cuando es amor, me deja insatisfecho.
El vendaval que me recorre el pecho
no es débil soplo sino helado viento.
Lo que en el corazón y el pensamiento
continua siendo abrasadora llama
y no fugaz recuerdo de un momento
no se puede negar, y es voz que clama,
sin que nadie la escuche, en el desierto.
Quien niega en esta vida el sentimiento
que nos regala Dios cuando nacemos,
merece la condena del infierno
por ciego, por cobarde y por blasfemo.




jueves, 27 de agosto de 2015


Un hombre es hombre por lo que ha vivido,
Por lo que dice y por lo que se calla.
Tras arriesgarlo todo en la batalla
Jamás se esconde cuando la ha perdido
Pese a estar fatigado y mal herido,
siente que lo redime la metralla.
Aun cubierto de barro el oro es oro;
La basura es basura aunque relumbre.
Hay un halo de gloria en la derrota,
Y en la victoria hedor a podredumbre.





Anido en tu ventana un día de primavera.
Igual que yo quién sabe si venía de muy lejos.
Ambos corrimos parecida suerte:
Nos obligaste a reemprender el vuelo.
Ella, aunque frías, logró batir sus alas
Y consiguió elevarse.
Las mías estaban rotas, y esa tarde
Me estrellé contra el suelo.


 



miércoles, 26 de agosto de 2015


¿Qué amor es ese que con sólo un soplo de viento va y se apaga? ¿Qué amor es ese que al nublarse el cielo, antes de la tormenta ya naufraga? ¿Qué amor es ese que mientras afirma ser verdadero incumple sus promesas? ¿Qué amor es ese que ante el menor riesgo en vez de pelear vuelve la espalda? Pasear por el jardín y ver las olas acariciar la arena de la playa, no requiere valor ni esfuerzo alguno. Pero además de eso, la vida es también selva, mar abierto, desiertos y montañas, y hay que saber valerse del machete, nadar contra corriente, sufrir calor y sed, afrontar peligrosas escaladas llevando al otro a cuestas si no sabe o no puede seguir. Creo en el amor sencillo y generoso, capaz de darlo todo sin jamás pedir nada; En el amor tan placentero al cuerpo, que a la vez embellece y fortalece el alma. En ese creo y confío, y no en el otro que mal llaman amor quienes se engañan. 

martes, 25 de agosto de 2015

¿QUÉ ES EL AMOR?

Lo sé, aunque no hay palabras que puedan explicarlo. Sólo si hubiera alguna capaz de contener miles de soles, Y otra en la que cupiera toda la oscuridad del universo, Tal vez sería posible expresar vagamente el que sentí por ti.  

domingo, 23 de agosto de 2015



La Poesía sólo habla por y para si misma,
Y usa mi voz ahora como la de otros antes.
Desde que el primer hombre alzó la vista al cielo,
Y comparó los astros con los ojos brillantes
De la mujer que amaba,
Ella inició su vuelo; abandonó el silencio;
Anidó en todas partes;
Se hizo voz y, más tarde, letras, tinta, papel.
Cuando llama a mi puerta,
Me exige que la escriba y la regale.
Que no ande presumiendo de que es mía,
Ni recorte sus alas o la encierre
En oscuros vanos copyrights.
Y que sea agradecido y generoso,
Porque no soy la fuente sino el vaso
En el que algún sediento vendrá a saciar su sed.  


sábado, 22 de agosto de 2015

YO

Soy uno y muchos a la vez:
Me reparto entre ellos como el árbol en sus frutos.
El que escribe estos versos
Apenas si se habla
Con el que se resiste cada día
A ser lo que lo llaman.
El amante fogoso y el místico se esquivan mutuamente
Por miedo a contagiarse y acabar siendo el otro.
El niño culpa al hombre de mancillar sus sueños;
El hombre no se aviene a aceptar que es el viejo
Que lo mira a los ojos.
Niño y viejo se entienden, se ayudan, se protegen
De aquel que escribe versos,
Del que se niega a ser lo que lo llaman,
Del amante, del místico, del loco
Que teme envejecer.
Soy tantos a la vez en uno solo,
Que a algunos ni siquiera los conozco. 


martes, 18 de agosto de 2015


Escribo porque siento y siento cuanto escribo.
Las palabras vacías no arden en el poema;
Para incendiar los versos no basta el alma, el cuerpo
Tiene que estar presente y aportar piel y sangre,
Convertirlo en hoguera.
Dejemos que el lenguaje fluya ardiente y volcánico,
Sin que el pudor nos frene la pluma ni la lengua.
La mano que esto escribe, aprieta y acaricia;
La boca que recita, succiona, lame y besa.
Ya que de ello he nacido no huyo ni me avergüenzo:
Soy carne, soy fluidos, y me mueve el deseo.
Las pasiones me llevan a insondables abismos
Donde el placer aguarda, donde la dicha es plena.
Soy libre, amo la vida sin mordazas ni vendas.











domingo, 16 de agosto de 2015


          Las raíces del hombre están en su memoria.


Hasta ayer, -y en ese “ayer” me cabe
La eternidad completa- yo creía
Que era posible detener el tiempo,
Aplazar el mañana, renacer de cenizas.
Al salir a la calle llevaba la esperanza
Dibujada en el rostro, tatuada en la sonrisa.
Y de pronto me veo en el único espejo
Que no adula ni engaña, y no me reconozco:
Mis ojos están secos, mi mirada vacía.
No sé por qué ni cuándo saliste de mi vida;
Ignoro en qué momento, sin darme apenas cuenta,
Di por bueno el veneno; bebí tu despedida.
Harto de resignarme a creer en imposibles,
siembro mis pensamientos cual oscuras semillas
sobre el papel, y me aparto de ellos, los olvido.
Quién sabe si mañana florecerán al sol de otras miradas.

 




.




jueves, 13 de agosto de 2015



Mi agenda está sembrada de nombres y de números,
A los que en este mundo nunca voy a llamar.
Y aunque el verlos me nubla la mirada los dejo
Tal cual los grabe un día; no los puedo borrar.
Nombres, almas y voces a los que quise y quiero;
Semillas de cariño, devoción y amistad;
Sin crespones de luto porque en mí no están muertos,
Aunque ya no me llaman ni los llamo; yo espero.
¡Lástima que no haya cobertura en el Cielo!

martes, 11 de agosto de 2015

VENTANA DE EMERGENCIA


Con razón o sin ella, cada noche te busco,
Cada noche te pienso.
Mi corazón abreva en tu recuerdo
Y no se arriesga
A no encontrarte en el albur de un sueño.

Uno no sabe nunca en qué parada
Se tendrá que bajar.
Si percibo que el tren va más despacio
Y oigo chirriar de frenos,
Me anticipo al destino y siempre vuelvo
A recordar tus ojos.  


lunes, 10 de agosto de 2015

GORRION


Es bello y no le importa;
Es libre y no lo sabe;
Es listo y no presume;
Es pequeño y es grande.
Tan pillo a ras de suelo,
Como poeta en el aíre.



jueves, 6 de agosto de 2015


A Rubén Darío

Siendo apenas un niño,
En labios de mi madre
Descubrí tu poesía
Fragante cual las rosas,
Nutricia como el trigo.
Y cómo no adorarte
Si eras su dios pagano,
Si de mi amor más grande
Aprendí tu lenguaje
Hecho de luz y trinos.
Entonces me evocabas
La Persia legendaria,
El sol de las batallas,
La luna acariciando
A guerreros heridos.
Ahora tengo más años
De los que tú tuviste
Y llevo en la memoria
Tantos versos dormidos.
Pero los tuyos siguen
Anidando en mis ramas,
iluminando el tronco
De este rugoso olivo.

(Para la Antología Azul Verde... Verde Azul, en homenaje a Rubén Darío)